Quotidien Finance Digitale, Crypto Finance Daily News


              



El ajuste de la construcción incrementa la morosidad empresarial un 48% en el primer trimestre de 2008


Cueros y Curtidos y Siderurgia abandonan la banda de morosidad alta, que queda compuesta por Construcción y Textil.



El Índice Crédito y Caución de Incumplimiento está elaborado a partir de los datos propios de Crédito y Caución, que cubrió en el último año el riesgo comercial de ventas a crédito por valor más de 136.000 millones de euros.

En el primer trimestre de 2008, el Índice Crédito y Caución de Incumplimiento, que compara los niveles de impago de las operaciones comerciales a crédito entre empresas españolas, refleja un empeoramiento del 48% en relación con el mismo trimestre del año anterior. Este índice de comportamiento en pagos está elaborado a partir de los datos propios de Crédito y Caución, que cubrió en el último año el riesgo comercial de ventas a crédito por valor más de 136.000 millones de euros realizadas por 28.000 empresas. Los sistemas de la Compañía estimaron la solvencia de 2,9 millones de clientes pertenecientes a todos los sectores de actividad de cara al cierre de las operaciones comerciales de las empresas aseguradas.

Deterioro concentrado en construcción

Los analistas de Crédito y Caución realizan un especial seguimiento del ajuste del sector construcción, cuya evolución es el principal factor que explica el deterioro general de los niveles de impago en el primer trimestre 2008. A lo largo de los próximos trimestres cabe prever que persista el empeoramiento de su comportamiento en pagos, en línea con la evolución de la desaceleración de la actividad inmobiliaria, que registra una suspensión del inicio de proyectos en respuesta a la contracción de la demanda. Su evolución a partir del segundo semestre seguirá muy condicionado por la evolución de los tipos de interés, las tensiones de liquidez o los niveles de precios.

Desde las distintas administraciones se están promoviendo una serie de medidas con el objetivo de dinamizar el sector, tales como la mejora de la fiscalidad en la rehabilitación de viviendas, la prolongación del plazo de amortización de las hipotecas a las familias con dificultades, la ampliación de la línea de avales públicos para dar mayor impulso a la VPO o el incremento de los niveles de contratación de obra pública. El mayor peso en la contratación de obra pública sigue recayendo en las constructoras grandes y medianas, siendo complicado el acceso a este tipo de contratos para firmas de menor tamaño. Asimismo, la especialización en VPO, una línea de actividad más estable pero también con una rentabilidad menor, exige un exhaustivo control de costes y plazos que no todas las empresas son capaces de alcanzar. Por tanto, las firmas especializadas en edificación residencial que no cambien su actividad principal o no sean capaces de acceder de manera exitosa a proyectos de obra pública o vivienda protegida serán las que se sigan viendo más afectadas por la actual coyuntura.

La evolución del sector construcción ha modificado la estructura de las bandas de morosidad, generalmente muy estables, que clasifican a los sectores en tres grandes categorías a partir de la comparación de sus niveles de impago.

El Textil, que mantiene unos niveles de morosidad altos pero contenidos tras haber atravesado severos ajustes en el pasado impulsados por la apertura del mercado europeo a los productos asiáticos, es el único sector que permanece en la banda de morosidad alta junto a Construcción.

Cueros y Curtidos, cuya evolución reciente se ha visto también muy influenciada por los procesos de globalización de mercados, abandona la banda de morosidad alta, en la que ha permanecido a lo largo de 2007, y se sitúa en la banda de morosidad intermedia.

Siderurgia también abandona la banda de morosidad alta. La evolución de este sector, que durante la mayor parte de 2007 se encontraba en la banda de morosidad moderada junto a los sectores con mejor comportamiento en pagos, ha estado, también muy ligado al repunte de la morosidad empresarial que comenzó registrarse a partir de septiembre. En tres meses cruzó la banda de morosidad intermedia y entró en febrero en la banda de morosidad alta. En marzo, ha registrado una ligera mejoría que devuelve a la siderurgia a la banda intermedia.

La compañía de seguros Crédito y Caución lleva cerca de 80 años contribuyendo al crecimiento de las empresas, protegiéndolas de los riesgos de impago asociados a sus ventas a crédito de bienes y servicios. Con más de 70 oficinas, Crédito y Caución tiene una cuota cercana al 60% en España y al 33% en Portugal, lo que sitúa a la Compañía como líder de su sector en el mercado ibérico. Además, la Compañía ha expandido recientemente su actividad directa a Brasil.

Crédito y Caución es el operador en estos tres mercados del Grupo Atradius, que proporciona seguros de crédito, caución y servicios de recobro en todo el mundo y cuenta con presencia en 40 países. Con unos ingresos totales cercanos a los 1.800 millones de euros y una participación del 31% en el mercado global del seguro de crédito, tiene acceso a la información de crédito de más de 52 millones de compañías en todo el mundo y toma más de 22.000 decisiones diarias de límites de crédito.

La solvencia de Crédito y Caución y el Grupo Atradius queda avalada por las calificaciones de fortaleza financiera “A” de Standard & Poor's (perspectiva estable), y “A2” de Moody's (perspectiva estable).

Más información :
Pavel Gómez del Castillo
Responsable de Comunicación de Crédito y Caución

91 432 63 13
pgomezre@creditoycaucion.es
www.creditoycaucion.com

Lundi 5 Mai 2008
Notez


Nouveau commentaire :
Twitter

Your email address will not be published. Required fields are marked *
Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *


Recevez notre newsletter quotidienne comme plus de 40.000 professionnels de la gestion et de l'innovation financières


LE TRESORIER


Cryptocurrencies


Finyear - Daily News