Journal quotidien finance-innovation daily news
Financial Year Financial Year
Journal quotidien Finyear : finance-innovation all the year
 
 
 


              



El SEPA Single Euro Payments Area y el EPC


El SEPA o Single Euro Payments Area (en inglés Zona Única de Pagos en Euros) es un acuerdo político de los Estados y de la CE para la creación del espacio único de pagos para el Euro.



Pierre Brachfield
Pierre Brachfield
Se trata de una iniciativa impulsada por el sector financiero europeo, tutelada por la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, por la que se establece una verdadera zona integrada de pagos europeos en euros en los que dichos pagos están sujetos a un conjunto uniforme de estándares, normas y condiciones, y permite la realización de los pagos en euros de forma tan sencilla, rápida, segura y eficiente como se hace actualmente en cada país.

Su objetivo es establecer instrumentos de pago, infraestructuras y estándares paneuropeos uniformes en toda Europa y eliminar las diferencias entre pagos transfronterizos y pagos nacionales dentro de la zona SEPA.
En consecuencia SEPA tiene como objetivo práctico dotar a los residentes europeos (particulares y empresas) de un sistema de medios de pago que permitan realizar y recibir pagos en euros en condiciones idénticas en cualquier estado miembro de SEPA.

En 2012 la zona SEPA está formada por 32 países europeos, que son los 27 estados de la UE junto con Mónaco, Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein. El programa SEPA está apadrinado por la CE, por el BCE con la ayuda del EPC European Payments Council, que dicta los normas de los sistemas de pago en Europa.

El SEPA pretende como principal objetivo que no existan diferencias entre los pagos nacionales y los transfronterizos por lo que se le llama informalmente “Unión Europea de sistemas de pago”. Gracias al acuerdo SEPA, ciudadanos particulares y sociedades de la UE podrán realizar y recibir pagos en euros en el seno de Europa, de igual forma, tanto si es en el interior de su país, como si es entre dos estados diferentes de la UE.
Las operaciones se harán en las mismas condiciones, y con los mismos derechos y obligaciones sin importar el lugar donde se encuentren.

SEPA es un proyecto ambicioso de reestructuración y de armonización que afectará al sistema de pagos nacionales. Estos deberán aplicar las nuevas normas técnicas y reglas comunes SEPA.

Todos los pagos electrónicos estarán afectados y las transferencias dentro de los países de la zona euro, los adeudos directos y los pagos por tarjeta migraran hacia los formatos y procesos SEPA paneuropeos interoperables.
Dicho de otra manera, SEPA se ha convertido en un espacio único de pagos en euros con más de 500 millones de ciudadanos y 20 millones de empresas que podrán efectuar y recibir pagos en euros a través de instrumentos electrónicos con las mismas condiciones y los mismos derechos y obligaciones sin importar su situación geográfica.

El objetivo final de SEPA es que en todo el territorio de la UE existan los mismos sistemas de pago electrónico de modo que los Europeos podrán utilizar una sola cuenta bancaria para efectuar pagos en 32 países.
Por ejemplo una empresa alemana dedicada a la exportación y que efectúe negocios con Letonia, Chipre y Noruega optimizará sus flujos de tesorería cobrando fácilmente sus facturas de estos clientes residentes en esos países en una cuenta única en Alemania a través de adeudos directos. Esto le supondrá una importante reducción de costes y simplificación operativa.

En el caso de ciudadanos europeos, una familia alemana pagará todas las facturas de gas, electricidad, agua, telefonía de su residencia de verano en Mallorca por un simple adeudo directo en su cuenta del Deutsche Bank de Munich y no necesitará tener una cuenta corriente en un banco español.

A partir de 2008, los tres instrumentos de pago SEPA (transferencias, direct debits y tarjetas) empezaron a funcionar paralelamente a los sistemas nacionales que existían ya en cada país. Lo cierto es que se ha producido un importante retraso en el plan inicial de migración por lo que hoy por hoy la “End Date” definitiva no se producirá hasta principios de febrero de 2014. La “End Date” es la fecha a partir de la que no se podrán seguir utilizando instrumentos de pago nacionales (“legacy”) que tengan un equivalente SEPA.

Los antiguos sistemas nacionales de transferencias y adeudos serán sustituidos progresivamente por los nuevos sistemas europeos normativa SEPA en los próximos años, finalizando la migración en febrero de 2014 (existe libertad para cada Estado de fijar su plan de migración).

Los tres instrumentos introducidos por SEPA
Los tres instrumentos introducidos por SEPA y regulados por el EPC son:
- el SCT o SEPA Credit Transfer
- el SDD o SEPA Direct Debit
- el SCF o SEPA Card Framework

El SCT o SEPA Credit Transfer
El SCT o transferencia SEPA es la transferencia estándar de la zona SEPA, en euros cuyo lanzamiento tuvo lugar el 28 de enero de 2008. No tiene límite en los importes que se pueden transferir y los gastos bancarios son compartidos entre ordenante y beneficiario. La transferencia SEPA tendrá los mismos costes y condiciones de tanto para la SCT doméstica como para la SCT europea y los plazos de ejecución se reducen al mínimo posible. Esta transferencia SEPA supone menor coste y más comodidad para las empresas que operan a nivel europeo.

El SDD o SEPA Direct Debit
El SDD o SEPA Direct Debit es el Adeudo Directo SEPA. El SDD es el cargo directo en cuenta que será ejecutado en euros en toda la zona SEPA. Los particulares podrán utilizarlo para pagar a empresas de su país o europeas. También las empresas para pagar a otras empresas en cualquier país miembro de SEPA. El SDD es el aspecto más novedoso de la reforma introducida por SEPA pero su mecanismo es el que produce más problemática en España ya que la normativa es diferente a la que existía antes.

El SCF o SEPA Card Framework
La SCF o SEPA Card Framework, Marco SEPA para tarjetas. La SCF va a constituir el marco jurídico y financiero para utilizar tarjetas bancarias paneuropeas en la zona SEPA.
Lo más importante es que el European Payments Council EPC establece un conjunto de reglas (Scheme Rulebooks) para los dos nuevos medios de pago, el SDD y el SCT. Las reglas del SCT tienen por objetivo permitir a los clientes efectuar transferencias dentro de la zona SEPA tan fácilmente que en el mercado nacional. Las reglas del SDD tienen en el punto de mira implementar un esquema funcional del futuro SDD Direct Debit SEPA destinado a sustituir progresivamente los adeudos nacionales.

El European Payments Council (EPC) o Consejo Europeo de Pagos representa a más de 65 bancos y es el órgano europeo encargado de la definición de las reglas de funcionamiento paneuropeas de los instrumentos de pago dentro del marco de SEPA. Como hemos dicho anteriormente el EPC establece un conjunto de normas (en inglés los Scheme Rulebooks) para los nuevos medios de pago paneuropeos, es decir el SDD (adeudos) y el SCT (transferencias).

Brachfield  Pierre
 

LinkedIn: Pere Brachfield
Groupe LinkedIn: Estudios de Morosología y lucha contra morosidad e impagados
Téléphone:  +34.93.296.96.61
 
 

Vendredi 12 Juillet 2013
Notez


Nouveau commentaire :
Twitter

Your email address will not be published. Required fields are marked *
Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Les derniers articles publiés sur Finyear

Recevez notre newsletter quotidienne comme plus de 40.000 professionnels de la gestion et de l'innovation financières



évènements



Livres Blancs



Blockchain Daily News